Entender los intervalos por su sonoridad (Consonancia y disonancia)

Cada intervalo tiene su propia personalidad

Parece algo muy metafórico, pero es extremadamente cierto.

Los intervalos se clasifican de acuerdo a su sonoridad y cada categoría tiene, por decirlo así, sus propios efectos psicoacústicos o funciones que veremos más adelante.

Lo curioso es que los intervalos siempre entran en la misma categoría que sus inversiones o sus “invervalos hermanos” lo que hace que sean muy fáciles de organizar.