La suma de las ondas

A veces se fortalecen y a veces se destruyen

Entender qué pasa cuando dos ondas de distinta frecuencia se juntas es indispensable para comprender la naturaleza de los intervalos. 

Recordemos que un intervalo no es más que la combinación de dos notas y que distintos tipos de intervalos nos dan distintos niveles de consonancia y disonancia.

Estas dos ondas (la roja y la morada) son prácticamente iguales al poseer casi la misma amplitud y exactamente la misma frecuencia. 

El resultado que producen al sumarse es una onda prácticamente idéntica, pero con mayor amplitud. Por esto decimos que la interferencia de ambas ondas es constructiva.

En este caso las ondas morada y roja poseen la misma frecuencia y amplitud, pero están fuera de fase por lo que producen una onda plana al cancelarse todas las crestas con los valles. 

A este tipo de interferencia le llamamos destructiva.

En un caso real, tendremos que dos ondas con distintas frecuencias se suman y producen un efecto tanto destructivo como constructivo según la parte de la onda que se mire.

Este proceso siempre ocurrirá cuando tocamos dos notas diferentes.