Los Hertz y la música

Los Hertz te dicen si un sonido será consonante o no

Primero vamos a tratar de relacionar a la música con los Hertz.

Aunque ahora la cuestión parece sencilla, cuando no existían instrumentos de medición sofisticados esto era un verdadero dolor de cabeza para las orquestas. 

Gracias a la ciencia y al consentimiento universal se ha definido a la nota La4 (la que está arriba del Do central) como la nota que debe poseer 440Hz exactos.

El hecho de hacer esta definición hace que automáticamente todas las demás notas también tengan una afinación y una cantidad de Hz exacta.

En el nivel básico habíamos estado viendo el origen de las notas y cómo Pitágoras se dió cuenta que una cuerda cortada a la mitad producía la octava. 

Pues en realidad lo que ocurre es que exactamente la frecuencia se duplica.

Por lo tanto si nuestro La4 tiene una frecuencia de 440Hz entonces el La5 tendrá 880Hz, el La3 220Hz, y así sucesivamente.

También podemos recordar que la 5ta justa de La (es decir Mi) se producía cuando cortábamos la cuerda a 2/3.

Análogamente podemos deducir que si multiplicamos la frecuencia de La por 3/2 (el inverso de 2/3) obtendremos pues la frecuencia de Mi.

(3/2) x 440Hz = 660Hz = Frecuencia de Mi5

Entonces deducimos también que Mi4 tiene 330Hz, Mi3 165Hz, y así podríamos llenar todo el registro del piano.

Por ahora, podemos simplemente notar que si tenemos una frecuencia cualquiera de XHz, eso quiere decir que 2XHz, 3XHz, serán muy consonantes con esa frecuencia ya que se forman octavas. (Lo mismo pasaría con las 5tas)