Tipos de intervalos

Se pueden clasificar aún más los intervalos

Entre otras clasificaciones que tenemos de los intervalos encontramos:

Los intervalos armónicos son aquellos en los que las dos notas se tocan de forma simultánea, es decir, al mismo tiempo.

Difieren de los intervalos melódicos en los que las notas se tocan una después de otra.

Los intervalos melódicos son aquellos en los que las dos notas se tocan de forma consecutiva, es decir, una después de otra. 

Difieren de los intervalos armónicos en los que las notas se tocan al mismo tiempo.

En el caso de los intervalos melódicos pueden darse dos casos:

  1. La segunda nota ejecutada está más aguda: Intervalo ascendente
  2. La segunda nota ejecutada está más grave: Intervalo descendente

Los intervalos compuestos son aquellos que exceden la octava, por ejemplo: Novena, onceava, treceava, etc...

Los intervalos que son inferiores a la octava se llaman "intervalos simples".

Para convertir un intervalo compuesto en simple lo único que hay que hacer es restar 7. La especie siempre se mantiene igual. 

Por ejemplo: 9-7=2, 11-7=4, 13-7=6, eso quiere decir que una novena es igual a una segunda, una onceava a una cuarta y una treceava a una sexta sólo que todas una octava arriba.